La Norma Internacional de Auditoría, (NIA) 200, es una norma indispensable para los auditores en el ejercicio de una comprensión global de las NIA, ya que de acuerdo con la junta Internacional de Normas de Auditoría y Aseguramiento (IAASB), gracias a ella se podrá entender y aplicar todo el contenido y contexto de las NIA para los profesionales.

Debido a que es un punto de partida, la NIA 200 se compone de dos factores clave, que deben seguirse en las auditorías de información histórica: requisitos y objetivos; que, aunque algunos ya puedan ser comunes para algunos expertos en el tema, ambos son necesarios que sean revisados a minucia por el auditor competente. En este artículo, usted encontrará cuáles son sus características y porque estos factores son vitales para su profesión.

 Objetivos generales para el auditor.

Como primer componente principal, la NIA 200, establece dos objetivos para el profesional en auditoría, que, para la IAASB, son metas que se deben lograr por cada auditor honesta y responsablemente. Estos se sintetizan de la siguiente manera:

  1. Obtener la información suficiente de seguridad acerca de cada detalle de los estados financieros en su conjunto, para determinar que estén libres de cualquier incorrección material como fraude o error.
  2. Informar sobre los estados financieros y comunicarse según lo exijan las NIA de acuerdo con los hallazgos que surjan en cualquier proceso.

 Requisitos para la realización de una auditoría

En su segundo componente, la Norma Internacional de Auditoría, (NIA) 200, imparte para los auditores cinco requisitos esenciales, para una ejecución adecuada de cualquier auditoría:

  1. Ética profesional: conforme a la NIA 200, dependiendo de la jurisdicción en donde opera el auditor el profesional está sujeto a uno o más códigos éticos y por ende, este auditor deberá cumplir con los requisitos éticos relevantes, incluidos los relacionados con la independencia y los relacionados con los trabajos de auditoría de estados financieros.
  2.  Escepticismo profesional: La NIA 200, constituye que durante todo el proceso de auditoría el profesional encargado debe mantener una actitud de escepticismo y evaluación crítica ya que en cualquier momento pueden existir circunstancias que provoquen que los estados financieros sean materialmente incorrecto.
  3. Juicio profesional. La aplicación del entrenamiento, conocimiento y experiencia relevantes, dentro del contexto provisto por los estándares de auditoría, se debe hacer siempre al tomar decisiones sobre acciones relevantes en el cargo de auditor. Esto definido por la NIA 200 como juicio del auditor competente, el cual es un requisito para la realización de una auditoría apropiada.
  4.  Uso de evidencia: con el objetivo de reducir el riesgo, obtener conclusiones razonables, uno de los requisitos según la norma, es que el auditor encargado debe tener recursos de evidencias suficiente y de calidad, para usar de forma profesional en pro de un proceso impecable.
  5. Procedimiento de auditoría conforme a la norma: para que el auditor encargado cumpla con los requisitos y objetivos a cabalidad, la NIA relaciona 7 condiciones finales, que se deberán aplicar durante el proceso de auditoría, los cuales se deducen a:
    • En su ejercicio, el auditor encargado deberá cumplir con todas las NIA relevantes para la auditoría.
    • El auditor deberá comprender todo el texto de una NIA, incluida su aplicación y otro material explicativo, para interpretar el contexto global que corresponda. Dentro de este punto, es necesario resaltar que en el material de explicación de la norma, es usual encontrar información dirigida a PYMES, el cual es un punto álgido en el proceso ya qu las NIA deben aplicarse proporcionalmente con el tamaño y / o la complejidad de la entidad auditada; por ello para ayudar a los auditores de PYMES, en la norma existen secciones separadas tituladas Consideraciones específicas para entidades más pequeñas, que ¿contextualizan acerca de com se debe auditar una empresa más pequeña.
    • “El auditor no representará el cumplimiento de las NIA en el informe del auditor a menos que haya cumplido con los requisitos de esta NIA y las demás.
    • Un requisito general clave, es que el auditor deberá utilizar los objetivos establecidos en las NIA relevantes en la planificación y realización de la auditoría.
    • Determinar si son necesarios procedimientos de auditoría además de los requeridos por las NIA; y analizar si se ha obtenido suficiente evidencia confiable para el proceso.
    • El profesional deberá cumplir con cada requisito de una NIA a menos que existen requisitos para impedir al auditor alcanzar los objetivos. El principio fundamental aquí es que solo se espera que el auditor cumpla con los requisitos que son relevantes para las condiciones del proceso.
    • Finalmente, la NIA decreta que cuando el auditor no logra un objetivo, el auditor debe evaluar si esto impide que se logre el objetivo general de la auditoría.

Conclusión

El IAASB establece que la NIA 200 debe ser leída y estudiada por todos los auditores, a pesar de que muchos de los conceptos son familiares para varios profesionales. En conclusión, los objetivos y requisitos de la norma, explicados anteriormente, respaldan todas las auditorias de los estados financieros históricos, sin importar el tamaño o la complejidad de la empresa a auditar.

Si usted desea conocer más información, no solo de la NIA 200 sino de las demás Normas Internacionales de Auditoría (NIA) y herramientas para la aplicación de las mismas, lo invitamos a visitar nuestro sitio web  auditbrain.com para que descubra Auditbrain, nuestro software de auditorías financieras en la nube basado en NIA´S  y con los estándares de calidad de las firmas de auditoría más grandes a nivel internacional. Cualquier duda o comentario !Contáctenos! nuestro equipo de profesionales está para atender sus solicitudes.

Fuente: Artículo “One of the standards that was revised and redrafted as part of the Clarity Project was ISA 200” publicado en la revista Accounting and Business edición de julio de 2010. Traducción no oficial al español por parte del Equipo AuditBrain.