Blog AuditBrain

 Conozca las últimas noticias

5 diferencias entre revisoría fiscal y auditorías

5 Diferencias entre Revisoría Fiscal y Auditorias

Razones del auditor

Si has escuchado el término revisoría fiscal y no tienes mayor idea de qué se trata y qué relación tiene con las auditorías internas y/o externas, llegaste al lugar indicado, pues en esta ocasión explicaremos de qué se trata este tema que muchas veces genera confusión por su similitud con las auditorías. 

La revisoría fiscal la podemos definir como un tipo de auditoría financiera que ayuda a las empresas, los gobiernos y otras partes involucradas a proporcionar pruebas sólidas, contables, solventes y de salud financiera de una organización, así como a mantener buenos protocolos internos de mantenimiento de registros. 

De una manera más coloquial se puede decir que es el procedimiento por el cual se puede verificar si la empresa paga los impuestos u obligaciones correspondientes a su actividad.

Este proceso es una parte importante de la seguridad financiera en muchos mercados, naciones y regiones del mundo. Tanto así, que cada país tiene sus propias reglas sobre la necesidad y los estándares de revisoría fiscal.

En el caso de Colombia, la revisoría es un ejercicio exclusivo de los contadores públicos que está regulado por los artículos 203 al 207 del Código de Comercio (CCO). Asimismo, el Consejo Técnico de la Contaduría Pública (CTCP) la definió como: 

“La revisoría fiscal es un órgano de fiscalización que, en interés de la comunidad, bajo la dirección y responsabilidad del revisor fiscal y con sujeción a las normas de auditoría generalmente aceptadas, le corresponde dictaminar los estados financieros y revisar y evaluar sistemáticamente los componentes y elementos que integran el control interno, en forma oportuna e independiente en los términos que señala la ley, los estatutos y los pronunciamientos profesionales”.

Además de definir su función, el consejo también describió las características de la persona que se encargue de dicha función. En ese sentido, en el pronunciamiento No. 7 del CTCP afirma que la revisoría fiscal debe realizarla profesionales honestos, íntegros y responsables cuya tarea es informar a los inversionistas, comunidad y Gobierno los siguientes puntos: 

  • El manejo de la entidad y el funcionamiento de los controles establecidos.
  • Si los administradores de la empresa cumplen con sus deberes legales y estatutarios.
  • Si los estados financieros reflejan fielmente la situación financiera y los resultados económicos de la entidad.

Por su parte, los artículos 2 y 13 de la Ley 43 de 1990, establece que la revisoría puede realizarla una persona natural o jurídica (en este caso, deberá ser parte de la sociedad de contadores públicos, puesto que al igual que dictamina Código de Comercio esta es una función exclusiva de los contadores públicos). 

Asimismo, todas las empresas cuyos activos brutos sean igual o mayor a cinco mil salarios mínimos al 31 de diciembre del año anterior y/o cuyos ingresos brutos en ese mismo periodo equivalgan o superen los tres mil salario mínimos deberán someterse a una revisión fiscal.

 

Diferencias entre revisoría fiscal y auditorías internas y externas

 

La particularidad de estos tres procesos es que todos buscan evaluar el cumplimiento de la normatividad y revisar los estados financieros de una organización. Sin embargo, existen diferencias bastante marcadas entre estos procesos que explicaremos a continuación. 

 

  • La revisoría fiscal es de carácter obligatorio en sociedades anónimas y en sucursales de compañías extranjeras, mientras que las auditorías son voluntarias. En el caso de las auditorías, éstas se realizan por medio de un contrato de prestación de servicios profesionales y se designa con la aprobación de la administración, representante legal, asamblea de socios o junta directiva.

    Caso contrario ocurre con la revisoría. Para que una empresa pueda contratar este servicio debe hacerlo en concordancia a lo estipulado el artículo 203 del Código de Comercio y en sociedades comercial lo establecido en el parágrafo 2 del artículo 13 de la Ley 43 de 1990 y dicha elección deberá ser aceptada por la totalidad de la asamblea general o junta de socios. 


  • Las auditorías son dependientes de la administración de la empresa, es decir que los auditores le tendrán que rendir cuentas a los propietarios o gerentes de la empresa que los contrató para el desarrollo de la investigación.

    La revisoría fiscal, en cambio, no es subordinada por los altos mandos de la compañía o administración, en contraste la revisoría se encarga de inspeccionar a la administración o dirección de la organización e informar al ente máximo cualquier irregularidad encontrada.  
  • Cuando hablamos del alcance, podemos decir que la revisoría fiscal abarca muchas más áreas que las auditorías. Esto se debe a que las auditorías esta limitada a periodicidad y áreas o departamentos que se acuerden auditar y que están pactados en el contrato de prestación de servicios. Por su parte, la revisoría es un control integral de todas las áreas y operaciones de la compañía.  
  • Los intereses es otra diferencia importante. Mientras que la revisoría fiscal busca proteger los intereses de quienes hacen parte de la empresa, terceras personas y el estado general, la auditoría salvaguarda los intereses propios de la empresa, sus directivos y administración. 
  • Para las auditorías, la razonabilidad esta centrada en dar una opinión sobre los estados financieros de la empresa, mientras que en la revisoría tiene como objetivo dictaminar sobre esa razonabilidad de los estados financieros y aprobarlos a través de la firma del revisor fiscal. 

Si quieres conocer más sobre auditorías, en el siguiente enlace encontrarás todo lo relacionado a este tema: 6 razones por las que tu empresa debería hacer auditorías financieras

Normas

Como mencionamos, la revisoría debe realizarse por un profesional en la materia, pero como sucede con las auditorías, la revisoría fiscal tiene como marco unas normas internacionales para que el estudio cumpla con unos estándares establecidos y que un revisor de cualquier parte del mundo pueda entenderlo. 

En el caso específico de la revisoría fiscal, ésta tiene la obligación de cumplir con las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF), Normas de Auditoría Generalmente Aceptadas (NAGA), Normas Internacionales de Auditoría (NIA) y lo dispuesto por la Superintendencia de Sociedades, DIAN y estatuto tributario. 

En ocasiones, el revisor fiscal podrá aplicar los requerimientos o normas de MECI (Modelo de Control Interno), COBIT (Control para Tecnología de Información y Tecnologías relacionadas) y Ley Sarbanes Oxley.  

Por su parte las auditorías, solo se apoyan en las NAGA, NIA y complementan con MECI y COBIT. 

Que el revisor fiscal pueda acudir a un sin fin de fuentes de información, hace que este proceso sea mucho más confiable y relevante para las partes interesadas. 

Estas son las principales diferencias entre las auditorías y la revisión fiscal, no obstante al momento de contratar los servicios de un revisor fiscal, es muy importante tener en cuenta los siguientes aspectos. 

La firma o persona que se encargue de la ardua tarea deberá: 

  • Tener liderazgo y responsabilidad por la calidad.
  • Monitorear las actividades que realizan los consultores.
  • Tener definido un programa de trabajo y llevar un registro de cada una de las actividades que se lleven a cabo. 
  • El o los profesionales de la revisión deben contar con los certificados correspondientes como el título de contador.
  • El revisor debe tener un código de conducta ético que sea aplicable al resto del equipo de trabajo
  • La comprensión de los riesgos es fundamental para dar respuesta a los comportamientos éticos, legales y financieros de la empresa interesada. 

Ya que sabes la diferencias entre revisoría fiscal y auditorías, es importante recordar que si bien son procesos parecidos, tienen características particulares en cuanto a su alcance, contratación y resultados pero que son indispensables para mostrarle a las partes interesadas y público en general la situación financiera de una compañía. 

 

Si eres empresario y estas necesitando herramientas para realizar auditorías, en Auditbrain podrás encontrar un avanzado software que te ayudará a realizar estos estudios con el más mínimo margen de error y en cumplimiento de las NIA. 

 

Conoce más haciendo clic en el siguiente enlace: AuditBrain, Software de Auditorias Financieras 

¿Qué son las NIIF y por qué son importantes para el auditor fiscal?

¿Qué son las NIIF y por qué son importantes para el auditor fiscal?​

Auditor fiscal

En el artículo 5 diferencias entre revisoría fiscal y auditorías (poner link), hicimos una breve mención sobre las normas que aplican a la revisoría. En esta oportunidad ahondaremos en este tema y veremos las características principales de las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF), que son la guía que todo auditor fiscal debe usar para realizar su labor. jurisconsulto

Si bien el auditor fiscal no solo hace uso del marco establecido por las NIIF, si podemos decir que son las normas más importantes para que el auditor presente un trabajo confiable.juez

Continua leyendo para conocer más sobre estas normas

 

Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF) Auditor Fiscal

Estas normas, creadas por la Junta del Comité de Normas Internacionales de Contabilidad (IASC) durante 1973 al 2001, nacieron con el objetivo de armonizar y unificar la contabilidad de la Unión Europea. No obstante, esta idea se expandió y fue acogida en otras partes del mundo y terminaron implementándose a nivel global. Se pasó de las NIA a las NIIF gracias a la necesidad de su masificación. Esto no significa que las NIA hayan desaparecido.juez 

Las NIIF, están pensadas para empresas y con relevancia en el aspecto económico como son los bancos, otras entidades financieras y aquellas compañías que realicen negocios o transacciones internacionales. 

Asimismo, fueron diseñadas como un lenguaje internacional para que las cuentas de las diferentes entidades sean comprensibles y comparables para todo aquel que las vea. 

El auditor fiscal entonces deberá comprender y conocer las 15 normas internacionales de información financiera:inspector

    • NIIF 1: Adopción por primera vez de las normas internacionales de información financiera. El objetivo de esta norma es indicarle a las empresas cómo deben implementar las normas para la presentación de los estados financieros.inspector
    • NIIF 2: Pagos basados en acciones. Tiene como objeto que una entidad reconozca las transacciones de pagos basados en acciones de los estados financieros, las transacciones con los empleados o con terceras partes que son liquidadas en efectivo, otros activos o con elementos del patrimonio de la empresa.inspector
  • NIIF 3: Combinaciones de negocios. El objetivo de esta norma es que todas las combinaciones de negocios sean contabilizadas de acuerdo al método de compra y a la identificación del adquirente como el sujeto que tiene el control sobre la otra parte de la combinación o negocio.
  • NIIF 4: Contratos de seguro. El objetivo de esta NIIF es revelar la información sobre los contratos obtenidos con aseguradoras y así establecer una mejora limitada a la contabilización de esos contratos.inspector
  • NIIF 5: Activos no corrientes mantenidos para la venta y operaciones discontinuadas. Esta norma define los activos que cumplen con una serie de criterios para ser clasificados como “mantenidos para la venta y su medición al más bajo, entre su valor neto y su valor razonable menos los costos para su venta y la depreciación al cese del activo, y los activos que cumplen con el criterio para ser clasificados como mantenidos para la venta y su presentación de forma separada en el cuerpo del balance de situación y los resultados de las operaciones descontinuadas, las cuales deben se presentados de forma separada en el estado de resultados”.
  • NIIF 6: Exploración y evaluación de recursos minerales. Establece la exploración y evaluación de “los recursos minerales, participaciones en el capital de las cooperativas, derecha de emisión (contaminación), determinación de si un acuerdo es, o contiene, un arrendamiento, derecho por intereses de desmantelamiento, restauración y rehabilitación medioambiental”.juez
  • NIIF 7: Instrumentos financieros: Información a revelar. Esta NIIF tiene como objetivo que las empresas revelen información de sus estados financieros de tal modo que cualquier usuario pueda evaluar los instrumentos, situación y rendimiento financiero de una compañía. 
  • NIIF 8: Segmentos de operación. El principio básico de esta norma es que la compañía revele información que le permita a los usuarios de sus estados financieros evaluar la naturaleza y efectos económicos de las actividades de la empresa. 
  • NIIF 9: Instrumentos Financieros. El objetivo de esta norma es que los usuarios de los estados financieros de una empresa puedan evaluar los importes, calendario e incertidumbres de flujo de efectivo de una empresa.
  • NIIF 10: Estados Financieros Consolidados. Esta NIIF establece cómo deben ser presentados los estados financieros consolidados cuando una empresa controla una o más empresas diferentes.
  • NIIF 11: Acuerdos Conjuntos. Establece cómo debe presentarse la información financiera de empresas que tengan participación en acuerdos que son controlados en conjunto con otra empresa.
  • NIIF 12: Información a Revelar sobre Participaciones en Otras Entidades. Esta NIIF tiene como objetivo que los usuarios de los estados financieros puedan evaluar la naturaleza de la participación de una empresa en otras empresas, los riesgos que puede representar esa participación y los efectos que puede tener eso en la situación económica, rendimiento financiero y flujos de activos de la entidad.
  • NIIF 13: Mediciones del Valor Razonable. En esta NIIF se define el valor razonable, que a su vez establece en una sola norma el marco para la medición de ese valor.
  • NIIF 14: Cuentas de Diferimientos de Actividades Reguladas. Especifica los requerimientos de información financiera para los saldos de cuentas de las diferentes actividades reguladas que tiene una empresa cuando ésta proporciona bienes o servicios a clientes a un precio o tarifa regulado por un organismo.
  • NIIF 15: Ingresos de Actividades Ordinarias Procedentes de Contratos con Clientes. Esta norma establece los principios que usará una empresa para presentar la información a los usuarios de los estados financieros acerca del importe, naturaleza, calendario e incertidumbre de los ingresos de las actividades ordinarias y flujos de efectivo originados por medio de un contrato con un cliente.  

Si bien estas son las 15 NIIF principales, existen las NIIF 16 (entró en vigor en el 2019) y NIIF 17 (entrará en vigor en el 2021) que aún no han sido aceptadas por la Unión Europea

 

NIIF en Colombia

En Colombia, las NIIF fueron adoptadas y legalizadas a través de la Ley 1314 de 2009. De acuerdo a esta Ley, las empresas deben ser clasificadas en tres grupos. 

Grupo 1: Este grupo está compuesto por aquellas empresas emisoras de valores, entidades de interés público y aquellas compañías con activos que superen los 30 mil salarios mínimos legales vigentes (SMMLV) o que su nómina sea mayor a 200 empleados. 

También son consideradas empresas de grupo 1 aquellas de tipo de subordinación cuatro, franquicias o sedes multinacionales que hayan implementado las NIIF en otros países.

Grupo 2: En este grupo encontraremos a esas entidades cuyos activos totales sean superiores a los 30 mil SMMLV o que su nómica supere los 200 trabajadores. De igual forma, aquellas empresas que no sean emisores de valores ni de interés público o sucursales de una compañía multinacional que aplique las NIIF. 

Aquí también entran las empresas que importan o exportan pagos que representen más de la mitad de las compras del año anterior al ejercicio de las NIIF.  

Grupo 3: En este último grupo están incluídas esas entidades que no emiten valores ni manejan recursos públicos, cuyos activos totales están entre los 500 y 30 mil SMMLV y tienen un número de empleados entre los 11 y los 200 trabajadores. 

Asimismo, están incluídas las pymes o microempresas que tengan activos totales de máximo 500 SMMLV, con la salvedad que dentro de ese valor no se incluyen las vivienda o no superan los 10 trabajadores. 

En Colombia, aún son pocas las empresas que han podido implementar estas normas pero es necesario hacerlo porque dentro de un futuro muy cercano tanto el sector privado como el público llevarán su contabilidad de manera uniforme bajo las NIIF. 

Además de las NIIF, un auditor fiscal deberá tener como marco contable las Normas de Auditoría Generalmente Aceptadas (NAGA) y Normas Internacionales de Auditoría (NIA) que serán objeto de próximos artículos. 

Por eso te invitamos a visitar nuestro blog, donde estaremos publicando contenido relacionado a la contabilidad que siempre son temas que generan cierta curiosidad pero que muchas veces son difíciles de entender para quienes no están sumergidos en el mundo de las finanzas. 

Enviar Mensaje
👋 Hola, hablemos por WhatsApp
Bienvenid@ 👋
En este espacio podemos ayudarte con cualquier pregunta que tengas.